La foca monje como vehículo de la educación ambiental

FacebookTwitterEmailCompartir
Varios escolares contemplan un panel sobre la foca monje en el centro de visitantes de la Reserva Satélite de Cabo Blanco (Mauritania). Foto: Fundación CBD-Hábitat.

Varios escolares contemplan un panel sobre la foca monje en el centro de visitantes de la Reserva Satélite de Cabo Blanco (Mauritania). Foto: Fundación CBD-Hábitat.

por Nuria El Khadir Palomo

La educación ambiental es una de las líneas de trabajo de la Fundación CBD-Hábitat: en los proyectos con especies amenazadas que ejecuta incorpora campañas de formación, divulgación y sensibilización dirigidas al público en general y a los sectores de la población más estrechamente vinculados a los problemas de conservación de la vida silvestre con las que trabaja.

En concreto en Mauritania se han llevado a cabo numerosas actividades educativas dirigidas a pescadores artesanales y a la comunidad escolar, en el marco de los proyectos de conservación de la foca monje del Mediterráneo que se vienen realizando desde el año 2000. Como es sabido, en la península de Cabo Blanco, cercana a Nouadhibou, la segunda ciudad de Mauritania y capital comercial del país, se localiza la principal colonia de foca monje, en cuya conservación la Fundación CBD-Hábitat viene trabajando desde hace años en colaboración con otras entidades y organismos.

Una de las actuaciones más importantes realizadas a propósito de este tesoro faunístico ha sido la apertura del Centro de Visitantes de la Reserva Satélite de Cabo Blanco. También se han llevado a cabo cursos de formación en educación ambiental dirigidos a profesores a los que han asistido más de trescientos docentes. Y se han realizado actividades con escolares en las que participaron más de 2.500 alumnos de las escuelas de Nouadhibou y de la cercana localidad de Cansado.

Este mismo año, en el marco de un proyecto de conservación de la foca monje en la zona, financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y su iniciativa LifeWeb, se ha puesto en marcha una nueva campaña de educación ambiental dirigido a escolares y profesores de Nouadhibou. Esta iniciativa se centró en la  Reserva Satélite de Cabo Blanco y en su centro de visitantes como herramienta didáctica, a través de un modelo diseñado por la empresa especializada española SEEDA, en colaboración con nuestra fundación.

Los contenidos de esta campaña se editaron en forma de cuaderno de actividades para los escolares y de cuaderno guía para el profesor. Además se elaboraron diversos materiales divulgativos (camisetas, mochilas, gorras, cuadernos, bolsas y pegatinas). Todo ello con un dibujo de foca monje que se diseñó como “emblema” o marca. En lo que va de año, más de setecientos escolares de casi treinta centros públicos y privados de Nouadhibou han participado en las actividades de educación ambiental planteadas. Además se ha hecho entrega a las autoridades en materia de educación de la región del Dakhlet de Nouadhibou del material de apoyo editado, lo que junto a la formación que ha recibido el profesorado, permitirá dar continuidad a este programa a lo largo de los próximos cursos.

En definitiva, como resultado de todos estos esfuerzos podemos decir que la foca monje ha dejado de ser una desconocida y que la población local de Nouadhibou, principalmente los niños, conocen a esta especie tan emblemática y querida, así como cuáles son los problemas que afectan a su conservación.

Autora: Nuria El Khadir Palomo es Coordinadora General de la Fundación CBD-Hábitat, integrada en la AFN.